Home En Español ¿Cansado de los Antojos de Comida? Aquí le Decimos Cómo Vencerlos

¿Cansado de los Antojos de Comida? Aquí le Decimos Cómo Vencerlos

189
0
SHARE

¿Cansado de los Antojos de Comida? Aquí le Decimos Cómo Vencerlos

Con la temida temporada de trajes de baño a la vuelta de la esquina, las personas en cualquier lugar están haciendo un compromiso de deshacerse de las libras extras que acumularon durante la temporada de invierno.  Como ya todos sabemos, incluso las mejores intenciones pueden descarrilarse fácilmente.  Especialmente cuando no podemos patear el impulso de hundir nuestros dientes en una dona glaseada de chocolate o caer en un mocaccino de 1,000 calorías.  A veces sentimos que no importa cuán duro tratemos de alejar esos impulsos; al final ellos siempre ganan.  Satisfacer los antojos de comida: un poderoso enemigo de la pérdida de peso. Como científico cognitivo y del cerebro, especializado en la psicología de la alimentación, me he dedicado mucho tiempo al estudio de los antojos. Históricamente, el mecanismo de los antojos nos sirvió. En tiempos de escasez ser capaces de activar una unidad de disco para comer, que era tan poderosa, literalmente nos tragábamos insectos, nos mantuvo vivos. Pero ahora esa misma parte del cerebro nos está diciendo que moriremos sin un mocaccino.  ¿Qué pasó?

Lo que sucedió, es la comida que comemos.  La dieta global actual es excesivamente alta en azúcar y harina.  Y lo que la mayoría de la gente no sabe, es que consumir mucha azúcar y harina, en realidad cambia el cerebro, reconectándolo para asegurarse que continuará demandando más y más de ellos.

El problema es que nuestro cerebro y cuerpo, evolucionaron para sobrevivir al cultivo de fallas y sequías, no procesamos la constante dosis de calorías vacías que recibimos.  Los alimentos empacados, procesados y refinados de hoy en día son recibidos por el cuerpo como medicamentos, no como alimento.  En realidad, los encefalogramas han demostrado que los cerebros de las personas obesas han sufrido más daños en sus receptores de placer que los cerebros de los adictos a las drogas.  Este daño es la raíz de los antojos.

 “Los alimentos empacados, procesados y refinados de hoy en día son recibidos por el cuerpo como medicamentos, no como alimento.  En realidad, los encefalogramas han demostrado que los cerebros de las personas obesas han sufrido más daños en sus receptores de placer que los cerebros de los adictos a las drogas”.

Cuando el cerebro es sobreestimulado apaga los receptores de placer, en un proceso llamado “sobrerregulación”, lo que implica que ellos nos responderán enérgicamente la próxima vez.  Significa que para sentir el mismo nivel de placer, usted necesita más estímulos la próxima vez.   Esto es adicción.  Y solo toma 3 semanas consumir la carga diaria promedio de azúcar del Americano, 22 cucharadas para que el cerebro empiece a hacer estos ajustes.  Cuando usted empiece a tratar de perder peso y le quite a su cerebro su droga preferida, este le va a exigir una solución.

Sí, la ciencia ha probado que la adicción a la comida es real y probablemente cientos de millones de personas están afectadas.  Pero la temporada del vestido de baño aún está acechando.

Nosotros Podemos:

Recordarnos a nosotros mismos, por qué se presentan los antojos

No es hambre, es su cerebro en las garras de la “sobrerregulación”.   Este recordatorio solo puede ayudarnos a superar los antojos.

Oler esencia de menta

Algunas veces lo uso para lavarme los dientes, porque ese sabor o aroma a menta ha sido clínicamente probado para matar el hambre que no está arraigada en la necesidad genuina de combustible del cuerpo.

Distraernos

Vaya a caminar, lave la ropa, lea un libro.  Incluso la preparación de alimentos saludables puede ser una buena distracción hasta que este pase.

Evitar comerciales de televisión

Podríamos ver “food porn” que puede activar nuestro cerebro más allá del punto donde podemos resistir.

Practicar una actitud de gratitud

Cuando me tomo 60 segundos para revisar todo de lo que estoy agradecido, cambia mi cerebro de lo que quiero a lo que tengo.

También hay formas de ayudar a prevenir que los antojos se presenten:

Elimine el azúcar y la harina

Ellas son adictivas y peligrosas para nuestros cerebros como la cocaína y otras poderosas drogas.  Entre más comemos, más nos antojaremos.

Comer las comidas regulares

Un horario firme de 3 comidas al día en tiempos regulares – desayuno, almuerzo y comida- entrena al cerebro a comer las cosas correctas en el tiempo correcto y a rechazar esas cosas malas de las que nos antojamos en el medio de las comidas.

Por encima de todo, los antojos son una cosa importante para mirar, porque son síntomas de un cerebro secuestrado.  Uno, de varios placeres de eliminar esos alimentos de mi vida hace 14 años, es que fui pasando de tener antojos diarios a antojos semanales, a antojos mensuales; hasta llegar a tener rara vez un antojo.  Si piensa que los antojos son una parte cotidiana de su vida, es una señal de que los grandes cambios en la línea de eliminar el azúcar y las harinas podrían estar en orden.

Finalmente, si usted se encuentra en la fase de perder peso ahora, y su cerebro está exigiendo los alimentos que está tratando de dejar, solo sea paciente.  Trate su cerebro antojado como a un berrinche de un niño pequeño.  Distraer, desviar, pero no ceder.

Susan Peirce Thompson, Ph.D. es la autora del “bestselling” de The New York Times: Brigth Line Eating: The Since of Living Happy, Thin and Free (la ciencia de vivir feliz, delgado y libre) y profesora adjunta de la Asociación de Cerebro y Ciencias Cognitivas de la Universidad de Rochester; Susan es una experta en la Psicología de comer.  Ella es Presidente de The Institute for Sustainable Weight Loss (Instituto de la Pérdida de peso sostenible) y es CEO de Bright Line Eating Solutions, una compañía dedicada a la difusión de la Psicología y Neurociencia de pérdida de peso sostenible y ayudar a la gente a lograrlo.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here