Home En Español 5 Maneras en que los Propietarios de Pequeñas Empresas Pueden Recuperarse de...

5 Maneras en que los Propietarios de Pequeñas Empresas Pueden Recuperarse de una Mala Ruptura

392
0
SHARE

5 Maneras en que los Propietarios de Pequeñas Empresas Pueden Recuperarse de una Mala Ruptura

 Por Patrick Ebarle

Malas cosas pasarán.  Esto parece conciso, pero cuando usted está gestionando pequeñas empresas; equivocaciones, errores y fallas son todas inevitables.   Es posible hacer las cosas bien y aun así tener cosas desmoronándose, por lo que evitar los pasos en falso no es la meta que usted debería tener.  Su meta actual debería ser desarrollar la capacidad de recuperarse de una mala ruptura.  Aquí hay 5 maneras en que puede hacer eso:

1. Desarrolle fuertes líneas de comunicación

Para muchas personas, lo primero que se desmorona cuando han tenido un mal día es su capacidad para comunicarse.  La cortesía se queda en el camino, y debido a un mal momento, la productividad de su oficina sufre.  Evite que esto ocurra asegurándose que haya métodos entendidos de comunicarse con usted.

Esto no es solo acerca de métodos como correos electrónicos y los horarios en los que la puerta está abierta para consultas.  También se trata del tono que las personas deberían llevar con usted.  Una buena relación con sus empleados puede ayudarlo a retroceder como si el incidente nunca hubiera ocurrido.  Si de hecho, está del mal humor, debería limitar la interacción cara a cara.  Siga el correo electrónico, los mensajes de texto y la mensajería instantánea y déjele saber a las personas cómo es que prefiere que ellos se contacten con usted a lo largo del día.

2. Maneje sus interacciones sociales

Cuando su mal humor es una rutina, el mejor pasar el tiempo estabilizándose. Alejarse de la esfera social, al menos por unas pocas horas, puede darle el tiempo que necesita para recuperarse emocionalmente.  No permita que la gente lo arrastre a conversaciones no profesionales hasta que esté listo para hablar.

Eso también significa no arrastrar a las personas en su torbellino del mal humor.  El impulso para desahogar puede estar ahí, pero es algo que debería ignorar.  Puede desahogarse cuando se sienta mejor.  Debería también darse un momento antes de responder a cualquier cosa que le envíen para que no presente un tono negativo innecesario.

3. Tomar un descanso

Un pésimo momento puede afectar su día entero.  Puede ser sencillamente tentador poder atravesarlo y hasta cierto punto es la jugada correcta.  Solo porque no se está sintiendo bien, no significa que pueda evadir sus deberes de pequeña empresa.  Sin embargo, eso tampoco significa que necesite sumergirse cuando su equilibrio no esté bajo usted.

Si se está sintiendo agobiado o desesperadamente desequilibrado, tome un descanso.  Descanse y permítale a su mente recuperarse del impacto.  Forzar el problema puede llevarlo a cometer más errores, lo que puede conducir a un espiral en la que se sienta que no puede hacer nada bien.

4. Cortar la grasa

Cuando las cosas se ven abrumadoras, por la razón que sea, es hora de reducir cosas.  El estrés laboral es una preocupación genuina para muchas personas en todo el mundo, por lo tanto, cuando se está recuperando de un error, debe hacer todo lo posible para minimizarlo.  Elimine la tarea superflua o menos crítica del cronograma del día.  Concéntrese en las cosas más importantes para que pueda volver a desarrollar su ritmo y confianza.

5. Maneje su vida personal

Cuando su vida laboral parece un poco desequilibrada, puede ser tiempo para concentrarse en cualquier cosa, al menos por el momento.  Deje que su estado de ánimo se haga cargo y puede terminar demasiado concentrado en su pequeña empresa, con la exclusión de su vida personal.  Eso no solo no es saludable para su bienestar general, sino que también empeora las cosas.

Hable con la gente de la oficina, cubra sus bases y tómese un día solo para cuidarse a sí mismo y a sus amigos.  Esto no solo lo hará sentir mejor, sino que también le ayudará a asegurarse de mantener un equilibrio entre la vida laboral y personal.

Las equivocaciones sucederán y eso está bien.  Los grandes propietarios de pequeñas empresas no son geniales porque no cometen errores, ellos son geniales porque saben cómo recuperase de ellos.

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here